Japón ya asume que no habrá Juegos este verano

A la espera de que el Comité Olímpico Internacional (COI) haga oficial el aplazamiento de los Juegos de Tokio 2020 y anuncie las nuevas fechas (2021 o 2022), Japón también ha asumido por primera vez que no quedará otro remedio que posponer la cita olímpica cuya inauguración estaba prevista para el 24 de julio. Al igual que el COI, Japón se negaba hasta ahora a aceptar la realidad y a plegarse ante la creciente presión de deportistas y organismos de todo el planeta.

Sin embargo, después de la escalada imparable de la pandemia del coronavirus en el mundo y de que el máximo organismo olímpico abriese por fin el domingo la puerta a suspender los Juegos de este verano, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, ha reconocido que el aplazamiento será «inevitable». Japón coincide con el COI en que los Juegos no serán cancelados, sino que deberán ser retrasados, mientras aumentan las voces que acusan al máximo organismo olímpico de «ambigüedad» y de provocar «incertidumbre» en los deportistas al haberse dado un plazo de un mes para desvelar su decisión y le reclaman que aplace ya el evento.

Tras la exigencia de unas federaciones de tantísimo peso y poder como las estadounidenses de atletismo y natación de suspender Tokio 2020, la internacional del deporte rey en las Olimpiadas, la IAAF presidida por Sebastian Coe ahora denominada World Athletics, trasladó por carta al presidente del COI, Thomas Bach, antes de la reunión del domingo, que «celebrar unos Juegos Olímpicos en julio de este año no es factible ni deseable». «Ha llegado el momento de dar un respiro a nuestros atletas, cuya intertidumbre les está causando una verdadera angustia a la que podemos, colectivamente, detener», reconoce el exatleta británico.

El COI aplazará los Juegos, acorralado por el clamor del deporte mundial

Otro mítico como el estadounidense Carl Lewis, actual jefe de la Federación Francesa de Atletismo, estima que «una situación más cómoda sería esperar dos años y organizar los Juegos de Tokio con los Juegos de Invierno (Pekín 2022) y luego convertirlo en un año olímpico de celebración». En Estados Unidos, de momento, hata el 70% de los atletas consultados por el Comité Olímpico de la mayor potencia deportiva del mundo se ha mostrado también a favor de aplazar los Juegos.

Muchísimo más contundentes se mostraron este lunes, después de la comparecencia del primer ministro japonés ante el Parlamento, el Comité Olímpico de Canadá y el de Australia. El norteamericano llevará a cabo un boicot -también el Paralímpico- y el oceánico ha recomendado a sus deportistas que se preparen para disputar unos Juegos en 2021. «Está claro que los Juegos no pueden celebrarse en julio», admitió el vicepresidente del comité australiano, Ian Chesterman. En el caso de Canadá, no ha esperado más al COI para anunciar que no enviará a sus deportistas si, aunque ya es una utopía, los Juegos se celebrasen este verano.

Leave a Reply