La localidad paraliza unas obras al hallar unos restos arqueológicos del siglo XV

La plaza del Doctor Ángel Nogales de l’Alcúdia se ha convertido en un punto arqueológico improvisado. Las obras de peatonalización y actualización de la acometida del agua del núcleo histórico que el consistorio estaba llevando a cabo han puesto al descubierto unos restos, que según señalaron los técnicos podrían datar del siglo XV.

Los operarios se han encontrado con dichos restos al empezar las zanjas necesarias en el terreno para proceder a la instalación del servicio de agua potable. La excavación destapaba la parte superior de una estructura, por lo que de inmediato se ponía en conocimiento del Ayuntamiento que procedió a paralizar las obras.

Comenzaban entonces los trabajos para desenterrar el descubrimiento de lo que, en un principio, se pensaba que pudiera ser la estructura de una vivienda. Sin embargo, al aumentar la superficie excavada se ha esclarecido que se trataba de unas instalaciones artesanales, que en la parte más superficial databan del siglo XIX, pero que, al ir profundizando en las catas, ha dado nuevas pistas.

Según explican desde el consistorio, a un metro y medio de profundidad se encontró una base que se cree medieval, probablemente del siglo XV, datación que se ha podido realizar al haber ido surgiendo, a medida que continuaba la excavación, diferentes elementos de cerámica, de los siglos XVI y XVII, que han permitido establecer la cronología de la edificación.

La excavación está a cargo de la arqueóloga de Benimodo Pau Armengol Machí, quien cuenta con una amplia dilatada experiencia en estudios arqueológicos de toda la provincia especialmente de época islámica y medieval. Bajo su dirección, los trabajos de documentación se realizaban entre el 9 y el 13 de marzo. Además de extraer todos los materiales que se encuentran en la zona, también se está trabajando en saber cuál sería la estructura real de estas instalaciones que se han hallado, por lo que se ha encargado a un especialista que levante un plano de la estructura a fin de guardarlo en autocad y conservarlo por si se quieren hacer futuras actuaciones para su recuperación.

El Ayuntamiento de l’Alcúdia informa que, una vez concluida, la excavación se tapará con geotextil, un material especial para proteger la estructura que además permite redescubrirla fácilmente, en caso de, como se indicaba, el consistorio decida actuar en el futuro.

Desde el consistorio recuerdan que el proyecto de peatonalización del centro de l’Alcúdia fue una de las propuestas más votadas en los presupuestos participativos del año 2018, ‘L’Alcúdia Decideix’, de entre los diez proyectos finalistas.

Esta actuación contempla varias fases y la actuación paralizada tras el hallazgo y que estaba a punto de finalizar ha sido la primera. Según el proyecto licitado comprendía actuaciones en las calles Iglesia, Patricio Boronat, San Andrés, San Pedro, San Cristóbal, General Albert y la plaza del Doctor Ángel Nogales, donde se han encontrado los restos.

Las obras fueron adjudicadas en agosto del pasado año 2019 a la empresa Construcciones Cisfercons S.L. por cerca de 233.000 euros. Pero la actuación no se ha visto paralizada solo por el hallazgo de estos restos, que supondrá la modificación del proyecto inicial para salvar los vestigios arqueológicos, sino que también se ve afectada por la detención de toda actuación como consecuencia de la situación de emergencia y el estado de alarma decretado por el Gobierno. Desde el Consistorio destacaron la importancia de estos restos hallados en el municipio.

Leave a Reply