El Servicio Público de Salud británico hace un llamamiento para reunir 250.000 voluntarios

El ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, ha llamado a los ciudadanos a ofrecerse como voluntarios para reforzar al Servicio Público de Salud(NHS), ejecutando tareas como el reparto de medicinas en las que no son necesarias las cualificaciones especiales. La ambición es contar con un ‘ejército de voluntarios’ de 250.000 personas.

El Parlamento está tramitando por el procedimiento de urgencia una Ley del Coronavirus, que, entre otras regulaciones, forzaría a las empresas a que sus empleados puedan coger una baja no pagada de un mes para ayudar al NHS. También se quiere crear un fondo que pueda compensar a los voluntarios por las rentas que perderían en ese tiempo.

Reino Unido parece haber aceptado sin queja la orden del Gobierno, en la noche del lunes, de permanecer en la vivienda salvo para la compra de necesidades básicas y para hacer ejercicio una vez cada día. Pero hay confusión sobre los límites. En la mañana del martes, algunas líneas del metro de Londres estaban abarrotadas. Empresas de construcción o de distribución exigen a sus empleados que acudan al trabajo.

El ministro Hancock dijo que el metro tiene que circular a plena capacidad, para que la concentración espacial de los viajeros disminuya, y aclaró que los trabajadores que no puedan desempeñar su labor mediante teletrabajo deben acudir a sus puestos. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, parece entender la emergencia de otra manera, reduce el número de trenes y pide que disminuya drásticamente el número de viajes.

Numerosos profesionales españoles del turismo acuden anualmente a la feria de Londres, World Travel Market, que en sus últimas ediciones se ha montado en Excel, un gran espacio ferial en la zona de las Docklands, en el este de Londres. Hancock confirmó que se va a construir allí un hospital provisional con capacidad para 4.000 pacientes.

Leave a Reply