Persecución policial para capturar a cinco jóvenes que robaron 49 botellas de un local de ocio de Valencia

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la madrugada de ayer en Valencia a cinco jóvenes de 14, 15, 17, 18 y 32 años, de origen español, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en un local comercial. Sorprendieron a dos de ellos saliendo del mismo con varios objetos robados y a los otros tres los detuvieron en un domicilio próximo con varias cajas de bebidas alcohólicas. Los agentes les intervinieron dos destornilladores, una pata de cabra de unos 60 centímetros, una linterna mechero y un puntal de obra que estaba debajo de un coche. Los policías recuperaron 49 botellas de bebidas alcohólicas, una caja registradora con unos 117 euros que entregaron a su propietario. Uno de los detenidos tenía en vigor una requisitoria judicial consistente en detención y personación por el juzgado de Instrucción número 18 de Valencia.

Los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la madrugada del lunes cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a una calle del distrito de Maritím, donde al parecer se estaba produciendo un robo con fuerza en una tienda de licores.

Inmediatamente, los policías se dirigieron al lugar donde observaron a dos hombres que salían de un local corriendo con varios objetos en la mano, y que al darles el alto hicieron caso omiso a las instrucciones, continuando corriendo, siendo interceptados por otro coche policial y detenidos. El vehículo policial sufrió daños en una de las ventanillas ya que uno de los ahora detenidos le propinó una patada a la puerta.

Los agentes escucharon ruidos en un portal próximo por lo que accedieron al mismo, ya que la puerta estaba entre abierta, y sorprendieron a tres jóvenes con cajas de bebidas en la mano y un cajetín de una máquina registradora, que al ser descubiertos emprendieron la huida escaleras arriba, metiéndose en uno de los domicilios, haciendo caso omiso a las instrucciones de los policías.

Tras llamar al domicilio, les abrió la puerta una mujer que al preguntarle sobre los jóvenes les dijo que estaban en el salón, al mismo tiempo que les permitió la entrada, localizando en el comedor a los tres jóvenes, en un estado de nerviosismo y respiración agitada, y junto a ellos una caja de 12 botellas de bebidas alcohólicas, una hucha con monedas y un recipiente con décimos y participaciones caducadas, por lo que fueron detenidos.

Tras la detención de los cinco sospechosos, los agentes localizaron a varios testigos que habían escuchado un fuerte estruendo y observado a un grupo de jóvenes encapuchados fracturando la persiana del local con un puntal y una palanqueta, para posteriormente acceder y salir con productos, y corroboraron que eran los cinco detenidos.

Los policías tras realizar diversas comprobaciones localizaron al propietario del establecimiento, que le hicieron entrega de los objetos recuperados arriba citados.

Los detenidos, uno con numerosos antecedentes policiales, dos han pasado a disposición judicial, mientras que los tres menores tras ser oídos en exploración fueron puestos en libertad y entregados a sus padres. Uno de los detenidos tenía en vigor una requisitoria judicial consistente en detención y personación por el juzgado de Instrucción número 18 de Valencia.

Leave a Reply