Un grupo de vándalos ataca una comitiva de ancianos infectados coronavirus

Es, quizás, hasta el momento el episodio más penoso e insolidario desde que se declarara la crisis sanitaria por la expansión del coronavirus. El martes, un grupo medio centenar de vándalos atacó en la Línea de la Concepción, Cádiz, a una comitiva de 28 ancianos infectados de COVID-19 que estaban siendo trasladados a la ciudad para ser reubicados.

Según informa la Policía Nacional, que tuvo que escoltar la comitiva de ambulancias y enfrentarse a los vándalos, los ancianos procedían de la cercana localidad de Alcalá del Valle y eran llevados a una residencia de la Línea para mantenerlos en aislamiento.

Directo | Así avanza la lucha contra el coronavirus

Fue entonces cuando varios jóvenes se congregaron a la entrada de la ciudad y arrojaron piedras a las ambulancias, llegando a interponer un turismo para impedir los movimientos de los vehícuos que llevaban a los mayores. Los agentes, que tuvieron que hacer un verdadero cordón de seguridad para evitar que los exaltados llegaran hasta los ancianos, arrestaron a los dos ocupantes del turismo, dos varones de 32 y 25 años de edad.

Los disturbios no acabaron allí. Una vez los ancianos llegaron a la residencia, la Policía Nacional tuvo que levantar un nuevo cordón de seguridad para contener a los vecinos, que llegaron amenazar con nuevos disturbios si eran llevados más ancianos a la localidad.

La situación no se tranquilizó por la noche, cuando desde una azotea de un edificio se lanzaron artefactos incendiarios cerca de donde una pareja de policías identificaban a algunos vecinos. También hubo quema de contendores como protesta al traslado de los ancianos enfermos.

Leave a Reply