Se multiplican las demandas contra el Gobierno francés por su gestión de la epidemia

Hasta cinco denuncias contra diversos miembros del Ejecutivo se han presentado en los últimos días en los tribunales franceses por no haber, según los demandantes, tomado a tiempo las medidas necesarias para luchar contra el Covid-19, que ha dejado ya casi 1.700 muertes en el país.

En el objetivo de las querellas están el primer ministro, Édouard Philippe, el titular de Sanidad, Olivier Véran, y su antecesora, Agnès Buzyn, que podrían enfrentarse a cargos como el de homicidio involuntario o el de no asistencia a persona en peligro. La Justicia aún deberá decidir si las admite a trámite, pero muestran el malestar de parte de la población con la gestión del Gobierno.

Todo empezó con la confesión de Agnès Buzyn la semana pasada a ‘Le Monde’. La exministra, que dejó el cargo a mediados de febrero para sustituir en la carrera por la alcaldía de París a Benjamin Griveaux tras el escándalo de su vídeo sexual, aseguró que ya en enero avisó al primer ministro de la magnitud de la crisis. Sin embargo, el Ejecutivo mantuvo la primera vuelta de los comicios el 15 de marzo.

Para los denunciantes, «ella lo sabía todo y no hizo nada», argumenta el abogado de un colectivo de 600 médicos que ha presentado una de las denuncias, Fabrice di Vizio. Esta agrupación, bautizada C19, acusa a Philippe y Buzyn de «mentiras de Estado», y ha recibido el apoyo de más de 200.000 personas en change.org.

Escasez de mascarillas

La falta de mascarillas es otro motivo de denuncia. «El Ministerio nos dice que las ha encargado y que llegarán, pero ¿cuándo? ¿cuántas», se preguntaba este jueves el letrado en la emisora Europe 1. Otra asociación y tres particulares también se han querellado contra los diferentes miembros del Ejecutivo.

El ministro de Sanidad ha asegurado que las mascarillas irán llegando «progresivamente», pero muchos hospitales y personal que batalla en primera línea contra el Covid-19 sufren ya su escasez. Entre ellos está la Policía, encargada de controlar que se cumple el confinamiento. Este jueves, el conjunto de sindicatos de Policía amenazó con dejar de vigilar si no les proporcionan medidas de protección.

Leave a Reply