El Consell denegó a Benifairó el permiso para limpiar la maleza del Castell de la Reina Mora

El alcalde de Benifairó, Josep Antoni Alberola, ha desvelado que el Consell denegó el permiso en otoño para que la brigada forestal de la Mancomunitat de la Valldigna retirara la maleza en el Castell de la Reina Mora. Al ser Bien de Interés Cultural (BIC), el Consistorio solicitó autorización y «nos la denegaron». «Era una actuación con recursos propios y ni eso nos han dejado», lamenta Alberola, quien explica que se trataba de retirar las hierbas del entorno para que las raíces no cojan fuerza y puedan dañar algún muro del monumento.

Esta denuncia deja de manifiesto la inacción de las administraciones autonómica y estatal en la protección de la fortaleza. De hecho, el Consistorio lleva años reivindicando tanto al Ministerio de Cultura como a la Generalitat que actúen en el BIC. Pero la solicitud cae, una y otra vez en saco roto, por lo que el primer edil se siente «decepcionado e impotente» ante la falta de respuesta de la Dirección General de Patrimonio.

Desde el miércoles, la fortaleza ha entrado en la ‘lista roja’ de Patrimonio por su mal estado de conservación y ha puesto otra vez en el punto de mira a las administraciones autonómica y central por el abandono del patrimonio local. «Espero que ahora se lo tomen más en serio aunque no tengo ninguna esperanza», señala el alcalde.

Alberola insta tanto al Consell como al Ministerio de Cultura a dar prioridad a los proyectos de restauración de patrimonio según su valor, porque precisamente en esta situación son los municipios pequeños los que no pueden afrontar una inversión de esta magnitud dado el reducido presupuesto con el que cuentan. Ese es el caso de Benifairó con una población de 1.600 habitantes y donde asegura Alberola «un alcalde no tiene la misma fuerza de coacción que una ciudad grande» ante las administraciones.

A pesar de los escasos recursos, hace unos años el Consistorio encargó un Plan Director para poder acometer la restauración de la fortaleza como le exigieron desde la Conselleria y que después ha ido actualizando el arquitecto municipal, quien también ha realizado varios informes. Sin embargo, la administración autonómica no ha iniciado el proceso, a pesar del dinero que el municipio invirtió para ello.

Cada vez Patrimonio solicita más informes al Ayuntamiento pero no da un paso en firme para iniciar la ansiada rehabilitación mientras Benifairó ve con impotencia como el paso del tiempo deteriora su patrimonio.

Leave a Reply