El Gobierno concede una moratoria y algunas empresas podrán abrir este lunes 30 de marzo

El Boletón Oficial del Estado, publicado pasadas las 23.30 horas, recoge una moratoria de la nueva disposición anunciada por el Gobierno mediante la cual quedaban cerradas «todas las actividades no esenciales» ante la situación de estado de alarma por el coronavirus. El documento oficial expone que «en aquellos casos en los que resulte imposible interrumpir de modo inmediato la actividad, las personas trabajadoras incluidas en el ámbito subjetivo de este real decreto ley podrán prestar servicios el lunes 30 de marzo de 2020 con el único propósito de llevar a cabo las tareas imprescindibles para poder hacer efectivo el permiso retribuido recuperable sin perjudicar de manera irremediable o desproporcionada la reanudación de la actividad empresarial«.

¿Cuáles son los empleos esenciales y cuáles deben parar por el coronavirus?

Consulta el decreto ley publicado en el BOE

Publicación en el BOE pasadas las 23.30 horas

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha justificado el retraso en publicar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el decreto aprobado hoy por el Consejo de Ministros reunido de forma extraordinaria en que se trata de una cuestión de la que no hay precedente.

Margarita Robles afirmaba en una entrevista en LaSexta que es necesario detallar las cuestiones jurídicas y eso se lleva tiempo. «Es necesario precisar la norma y a veces no es tan fácil», ha dicho, pero ha precisado que «se está ultimando».

Ha sido ahí cuando ha revelado la moratoria o plazo para que determinadas actividades no se paralicen abruptamente y los empresarios tengan tiempo de preparar esa paralización y dar de esta forma «cierta tranquilidad».

Precisamente esta ha sido una de las demandas que le han hecho hoy algunos presidentes autonómicos a Pedro Sánchez, durante la video reunión que ha mantenido con ellos durante tres horas y media.

Tanto el lehendakari Iñigo Urkullu, como los presidentes de Andalucía y Galicia, Juan Manuel Moreno y Alberto Núñez Feijóo le han pedido esta mañana al presidente que no la actividad de algunas empresas no se parará de golpe por el daño que se puede causar en alguna maquinaria o en determinados procesos de producción. Incluso el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en una rueda de prensa extraordinaria en el Palau ha solicitado «flexibilidad exigente» para las industrias valencianas que no pueden «parar de un día para otro».

Ximo Puig pide «flexibilidad exigente» para las industrias valencianas que no pueden «parar de un día para otro»

Urkullu ha ido incluso más allá con una carta a Pedro Sánchez en la que le ha pedido que se dejara en manos de las autonomías la decisión de cómo parar los servicios no esenciales, dado que están más pegados al terreno y conocen mejor su tejido industrial, para no perjudicar a las empresas.

Tienen en cuenta las consideraciones de los presidentes autonómicos

Robles ha admitido que la decisión de establecer esta moratoria en la paralización de algunas actividades se ha tomado en base a las consideraciones expuestas por algunos presidentes regionales. No obstante, estas se han trasladado al presidente del Gobierno durante la reunión que ha mantenido con ellos tras la celebración del Consejo de Ministros, que ya había aprobado la medida.

La ministra de Defensa ha aceptado la parte de crítica que les corresponde por el retraso en la publicación de la medida en el BOE, a pesar de que entra en vigor en unas horas para buena parte del sector productivo que aún estaba funcionando.

Sin embargo, ha insistido en la necesidad de reducir un 15 por ciento más la movilidad, que ya había caído el 70 por ciento con las medidas adoptadas en el decreto del estado de alarma. El objetivo, según ha dicho, es que no se saturen las UCIs y los hospitales con la llegada de enfermos de coronavirus y estos puedan ser atendidos.

Al ser preguntada cómo es posible que se esté afinando un decreto que ya ha sido aprobado en el Consejo de Ministros, Robles ha señalado que como jurista considera que hay que ser «muy precisos» en la redacción de un decreto ley, que es ley y tiene que ser convalidado en el Congreso.

La ministra ha admitido que «quizá hubiera sido mejor que se hubiera publicado antes» pero considera que todo el mundo debe ser consciente que lo importante ahora es no saturar las UCI.

Leave a Reply