Aragonès urge al Gobierno a reunir la mesa de diálogo antes de un mes

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha urgido este lunes al Gobierno de Pedro Sánchez a que reúna antes del próximo 15 la mesa de diálogo con la Generalitat para afrontar el encaje político de Cataluña. “Ahora que estamos en desescalada, la mesa se debe reactivar sin excusas, antes de un mes”, ha asegurado durante un encuentro informativo convocado por Europa Press.

Aragonès, que es también coordinador general de Esquerra Republicana, ha admitido que no existe fecha para ese encuentro, pero se ha mostrado confiado en que ambas partes podrán fijarla “en los próximos días”, después de que Pedro Sánchez asegurase el domingo que no tenía inconveniente en que la reunión se celebrase durante el mes de julio. El último encuentro se celebró el pasado 26 de febrero.

“El coronavirus no acabará con el conflicto político entre el Estado y Cataluña, como tampoco lo hará una posible inhabilitación del president Torra”, ha dicho el líder republicano, que ha reiterado el posicionamiento del independentismo en la mesa el diálogo: amnistía para los políticos encarcelados y un la celebración de un referéndum de autodeterminación.

“Hace falta un acuerdo que permita votar, porque en Cataluña sigue existiendo un consenso amplio en que la represión y el exilio son injustos”, ha insistido Aragonès. “No puede aparcarse el conflicto político, del que se espera una respuesta política. Hace falta altura de miras”, ha remachado el líder catalán, no sin antes recordar una frase que repiten a menudo los dirigentes de su partido: “Esquerra facilitó la investidura del presidente del Gobierno para abrir una negociación y eso ha de continuar”.

En esa línea, Aragonès ha considerado que le parece incompatible que el Gobierno de coalición pacte los Presupuestos Generales del Estado con Esquerra Republicana y, a la vez, con Ciudadanos. “Nosotros no participaremos de ningún pacto en clave neoliberal, de recortes y de negación derechos colectivos que supondría ese pacto con Ciudadanos”, ha dicho el líder republicano. “Si eso pasa, el problema y la contradicción la tendrán PSOE y Podemos, no nosotros”, ha insistido. En su opinión, la salida a la crisis económica derivada del coronavirus pasa por elegir entre una opción por la izquierda y progresista” u otra “neoliberal y que paguen los de siempre”.

En otro momento Aragonès ha querido desmarcarse de la tesis que atribuye a Esquerra ser la versión evolucionada de la extinta Convergència para facilitar la gobernabilidad de España. “No tenemos vocación de ser el partido de la gobernabilidad a España, sino el de la república y de la independencia”, ha zanjado.

Leave a Reply