El Gobierno destina 100 millones para fomentar el coche eléctrico y la movilidad sostenible

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la pata más verde del plan de ayuda del sector de la automoción anunciado por Pedro Sánchez. Se trata de la segunda edición del programa Moves, que busca incentivar el uso del coche eléctrico y de otras formas de movilidad sostenible. En esta ocasión se destinarán 100 millones, 55 más que el año pasado. El grueso de este programa diseñado por el Ministerio para la Transición Ecológica se destinaría a ayudas a la compra de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, que pueden llegar hasta los 5.500 euros. Pero el plan contempla también otro tipo de actuaciones, como el apoyo a los sistemas municipales de alquiler de bicicletas eléctricas y la instalación de infraestructura de recarga. Además, también se ha abierto la edición de este año a apoyar a los Ayuntamientos en las adaptaciones de urgencia que están realizando debido a la pandemia de la covid-19, como la conversión de carriles convencionales en carriles bici, las peatonalizaciones o el apoyo al transporte público.

La forma en la que se distribuyan esos 100 millones de euros del Moves durante las próximas semanas dependerá de cada comunidad autónoma. El Gobierno repartirá ese presupuesto en función de la población de cada territorio y luego cada Ejecutivo autónomo decidirá qué cantidad destina a cada línea de actuación, si la completa con fondos propios y cuándo publica su convocatoria de ayudas. La previsión es que la mayoría del presupuesto (con un tope de 70 millones) se destinará a las ayudas de la compra de los vehículos eléctricos e híbridos.

El pasado año hubo bastantes diferencias entre comunidades autónomas y algunas, incluso, no llegaron a poner en marcha las ayudas a la compra de coches. En esta ocasión, fuentes del ministerio esperan que con la experiencia adquirida en 2019 no se den estos problemas y las autonomías puedan poner en marcha las ayudas en las próximas semanas.

Como novedad, en esta ocasión se podrá acceder al plan de apoyo a la compra sin necesidad de achatarrar otro vehículo. Según el ministerio, las ayudas varían “entre los 750 y los 15.000 euros en función del tipo de vehículo (coche, moto, furgoneta, autobús o camión)” y del tipo de motor, es decir, si es híbrido enchufable, eléctrico puro o de gas. En este último caso, el plan solo contempla el apoyo a los camiones que usan gas natural.

En el caso de los vehículos ligeros eléctricos, la subvención puede llegar a los 5.500 euros si incluye el achatarramiento del vehículo antiguo, que debe tener más de siete años. Si se opta por no achatarrar, la ayuda sería de 4.000 euros. Además, los fabricantes podrán completar los incentivos con hasta 1.000 euros de ayudas.

El ministerio ha resaltado también que los Ayuntamiento podrán acceder al Moves para “financiar iniciativas de fomento de desplazamientos individuales a pie y en bicicleta, en moto o en otros medios de desplazamiento unipersonal”. Así, se ayudará a los Consistorios a “la implantación de sistemas de préstamos o la adaptación de carriles para estos usos, calmado de tráfico, establecimiento de espacios compartidos o ampliación de aceras y espacios públicos”. El departamento de la vicepresidenta Teresa Ribera ha destacado además que los fondos del programa se podrán usar también “para reforzar el transporte público, fomentando su uso como transporte seguro y sostenible”.

Por último, el apoyo para la instalación de puntos de recarga de coches eléctricos es otra de las prioridades del Moves. El programa establece que las comunidades podrán destinar hasta un 50% de los fondos a la implantación de puntos de recarga, que recibirán ayudas por entre el 30% y un 40% del coste subvencionable.

Leave a Reply