El juez sobresee una de las causas contra el homicida de Marta Calvo por la muerte de otra joven

El juez Félix Blázquez ha dictado el sobreseimiento provisional de una causa abierta contra el presunto homicida de Marta Calvo por la muerte de otra mujer en Valencia. La víctima falleció en el Hospital de la Malvarrosa tras consumir cocaína en una cita sexual con el narcotraficante colombiano Jorge Ignacio P. J.

El auto del magistrado afirma textualmente que en estos momentos del proceso penal «se le podría imputar un delito de omisión del deber de socorro a lo sumo», pero considera clave el resultado de los análisis de las muestras remitidas al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Barcelona.

Tras la muerte de Arliene Ramos en un hospital después de consumir cocaína y sufrir convulsiones en un piso de la Gran Vía Marqués del Turia, la Policía Nacional abrió una investigación y remitió las diligencias al Juzgado de Instrucción número 14 de Valencia. El cadáver de la víctima no presentaba signos externos de violencia y la autopsia determinó que había consumido cocaína y benzodiacepina, un medicamentos que tiene efectos antiepiléptico y ansiolíticos.

Sin embargo, el forense no pudo especificar la cantidad de droga y de fármaco que había en el cuerpo de la víctima, y por este motivo, el Instituto de Medicina Legal de Valencia remitió en su día varias muestras al Instituto Nacional de Toxicología para que las analizaran y ampliaran el primer informe de la necropsia.

La investigación llevada a cabo por la Policía Nacional en marzo del año pasado, concretamente por la Policía Científica, posibilitó la identificación del hombre que estaba con Arliene cuando empezó a sufrir las convulsiones y que huyó precipitadamente de la vivienda utilizada como prostíbulo. Los agentes hallaron y recogieron huellas dactilares del presunto homicida en un bote de Coca-Cola y en una copa de cristal. También reconocieron a Jorge Ignacio días después cuando visionaron las imágenes grabadas por una cámara de vídeo instalada en la entrada del piso.

Tanto el juez como el fiscal consideran que habrá que esperar a conocer los resultados de los análisis realizados en el Instituto Nacional de Toxicología para poder concretar los hechos delictivos, así como la posible imputación de los mismos al sospechoso, pero mientras tanto el magistrado ha decretado el sobreseimiento de la causa.

Homicidios dolosos

Como ya informó este periódico, los investigadores del caso de Marta Calvo barajan como hipótesis principal que la joven falleció por una sobredosis de cocaína provocada por Jorge Ignacio en la cita sexual que mantuvieron. El informe de la Guardia Civil enviado a la jueza de Alzira concluye que la muerte de Marta «no fue accidental» ni la consecuencia de una acción imprudente, sino un homicidio doloso por «el afán egoísta del detenido por satisfacer sus inclinaciones sexuales».

Según el atestado, Jorge Ignacio siempre trataba de introducir cocaína en sus genitales a las mujeres, sin su consentimiento, cuando mantenían relaciones sexuales en las casas de Manuel y l’Olleria. Tras localizar y tomar declaración a ocho víctimas, los investigadores consideran que puso en peligro su vidas con un mismo patrón de conducta sexual. Varias de las mujeres sufrieron cuadros de convulsiones e inconsciencia y dos de ellas necesitaron atención médica después de que Jorge Ignacio introdujera pequeñas piedras de cocaína en sus genitales.

Además de los casos de Marta y Arliene, los investigadores atribuyen al narcotraficante la muerte de una tercera mujer en un piso de la avenida de la Plata. Lady Marcela también habría fallecido por la peligrosa práctica sexual con cocaína. Sin embargo, el presunto homicida negó haber drogado a Marta y se acogió a su derecho a no declarar en el caso de Marcela.

Otros sucesos

Leave a Reply