Oltra, sobre los migrantes del ‘Aquarius’: “Su regularización es un imperativo legal y moral”

Varios migrantes, a bordo del 'Aquarius'.Varios migrantes, a bordo del ‘Aquarius’.Óscar Corral

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, ha asegurado este martes en relación a los inmigrantes que llegaron a València en una flotilla encabezada por el Aquarius en junio de 2018 que “les invitamos a venir, no pueden tener la consideración de entrada irregular”, y ha pedido al Gobierno español que agilice su proceso de regularización. “Es un imperativo legal, político y moral”, ha insistido Oltra, al ser preguntada por las quejas de este colectivo de personas, integradas en torno a la asociación Aquarius Supervivientes 2018.

Los migrantes del Aquarius siguen esperando a que se resuelvan sus solicitudes de asilo cuando se van a cumplir dos años de su llegada a Valencia, en junio de 2018, y denuncian que se sienten “olvidados”, según el presidente de este colectivo, Moses Von Kallon, que ha criticado que fueron usados “políticamente” para luego ser olvidados y quedarse sin ayuda para regularizar su situación, y ha asegurado que “ninguno tiene la documentación”.

Oltra ha apuntado que entiende lo que plantea esta asociación. “Hemos de recordar que era un barco que estaba a la deriva porque ningún país admitía su entrada, con hombres, mujeres y niños al límite de sus fuerzas y con historias personales muy dolorosas, de esclavitud en algunos casos”, ha recalcado.

A su juicio, “su regularización es un imperativo legal, político y moral” y ha instado al Ejecutivo que presiden Pedro Sánchez a que lo agilice, “porque les invitamos a venir y por tanto no pueden tener la consideración de entrada irregular”.

“El Gobierno de España aceptó la oferta del alcalde de Valencia. Esto entra en los supuestos extraordinarios de regularización administrativa. Me consta que la Secretaría de Estado de Migraciones tiene sensibilidad con estos temas y está por la labor de hacerlo. Mientras tanto, nosotros seguiremos con la labor de acompañamiento e inclusión. Estas personas tienen derecho a la renta valenciana, una herramienta importantísima”, ha agregado.

Sobre la acusación de haber “usado políticamente” a este colectivo de migrantes, Oltra ha afirmado que “entiende que el tiempo de espera motive ese tipo de declaraciones” y ha insistido en que el Gobierno central “debe ser sensible”.

376 formalizaron su solicitud de asilo en España

España está denegando el asilo a prácticamente todos los rescatados por el Aquarius. Tras la mediática recepción de los 629 migrantes que Italia se negó a desembarcar, finalmente 376 de ellos formalizaron su solicitud de asilo en España. Casi dos años después, se han analizado apenas 62 casos y solo cuatro han obtenido la protección como refugiados, según datos obtenidos a través del Portal de Transparencia en marzo de este año. Medio centenar de solicitudes han sido rechazadas y ocho archivadas.

Una vez notificados sobre la negativa, los solicitantes pierden su permiso de residencia. También pierden su autorización para trabajar, así que los que ya viven de manera autónoma sin depender de la red de acogida están obligados a dejar sus empleos. Aquellos que aún necesitan apoyo económico o cursan algún tipo de formación también tienen que abandonarla. Tras el rechazo de su solicitud pasan a vivir en la irregularidad.

La operación “Esperanza del Mediterráneo” permitió al buque, de la ONG francesa SOS Méditerranée, desembarcar a los más de 600 inmigrantes, en su mayoría sudaneses y nigerianos, rescatados de aguas libias, tras el rechazo de Italia y Malta. Tras la primera acogida en Valencia, en un operativo de emergencia sin precedentes formado 2.300 personas entre personal sanitario, asistencial, jurídico y policial, varios de los migrantes fueron derivados a otras poblaciones de la Comunidad Valenciana y otras autonomías, y algunos de ellos pusieron rumbo a otros países europeos.

Leave a Reply