Paulista se apunta a Valdebebas

Si hay un futbolista que puede recortar el periodo de recuperación de una lesión, ese es Gabriel Paulista. Nadie más. El pasado lunes sufrió una elongación con sobrecarga en el muslo. Muy a su pesar se perdió el debut liguero tras la pandemia frente al Levante. Lo normal es que el jueves también viera el partido por la televisión, ya que el tiempo habitual de espera para volver a jugar tras esa lesión es de dos semanas por el riesgo a una rotura muscular. Y catorce días fuera hace que el jugador se pierda entre cuatro y cinco partidos. Pues contra todo pronóstico las opciones de que el hispano-brasileño esté en Valdebebas contra el Real Madrid han aumentado. El jugador se ha entrenado incluso en los días libres de la plantilla y parece que las sensaciones son buenas. Será duda hasta el último momento y finalmente una opinión consensuada entre el defensa, el técnico y los servicios médicos indicará si puede estar de inicio junto a sus compañeros en un partido vital.

Porque la presencia o la ausencia del jefe de la defensa aumentará o reducirá las opciones de éxito en la ciudad deportiva del Real Madrid. Sin Garay es vital que el jugador nacido en Sao Paulo esté en la alineación titular. Pero en el club tienen claro que no se la van a jugar. Prefieren que se pierda el choque en la capital a que se rompa y el desastre se convierta en mayúsculo. Porque todo ello ocurre días después del penalti de todos los días de Diakhaby. El joven francés ha vuelto a quedar retratado con una lastimosa falta de concentración que le hizo perder dos puntos al Valencia. El técnico ha intentado estos días darle el cariño necesario para que el central se mantenga en la dinámina competitiva y no se venga abajo anímicamente. Además de estar rodeado por los jugadores de habla francesa, Celades ha tenido varias charlas motivacionales. Sabe que le necesita si no está Gabriel Paulista. Al menos la apuesta por Hugo Guillamón como titular le ha salido redonda. El canterano, pese a la tarjeta que vio en la primera mitad, se comportó como un veterano. Sólido en la marca y mesurado en las acciones. Y todo ello cuando desde el club no le han transmitido todo el cariño que merecía para continuar vinculado una vez acabe su contrato. Ahora se quieren intensificar las negociaciones, pero el temor es que se llegue tarde. Lo que está claro es que será titular frente al Real Madrid y falta por ver quién será su acompañante. No está descartado que con el regreso de Kondogbia tras su partido de sanción sea Coquelin el compañero de Hugo Guillamón para liberar de tensión a Diakhaby. No es la primera vez que el mediocentro pasa al centro de la defensa.

Quien no se ejercitó ayer con el grupo fue José Luis Gayà. El lateral zurdo acabó el partido con unas molestias y el técnico prefirió que se entrenara en el gimnasio para recuperarse definitivamente y ser de la partida en el decisivo encuentro del jueves (22 horas) ante el Real Madrid.

Leave a Reply