Sobrecoste de 9.600 euros por el retraso en licencias de obra nueva

El retraso de las licencias de obra en la Comunitat, al que el Consell intenta atajar con la aprobación de un decreto que permita agilizarlas mediante la regulación de las entidades colaboradoras de la administración municipal, ya tiene su traducción en cifras económicas, en concreto, el sobrecoste que asume el consumidor.

Así, un comprador de vivienda nueva paga unos 9.679,50 euros de más por el inmueble en la ciudad de Valencia debido a esos retrasos, según recoge el informe ‘Licencias urbanísticas: El tributo invisible’, elaborado por la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima) junto con EY Abogados y que analiza la demora en la concesión de licencias urbanísticas y los consecuentes costes en diez municipios españoles, entre ellos Valencia, que se sitúa por debajo de la media nacional, fijada en 12.802,84 euros.

Un sobrecoste que, según el informe, se debe al tiempo que el consumidor debe prolongar su estancia en su anterior domicilio, lo que conlleva más gastos en términos de arrendamiento, de intereses devengados por aquellas hipotecas asociadas a antiguas viviendas o de retraso en la transmisión de dicho inmueble.

Majadahonda y Pozuelo de Alarcón son, según el documento, los municipios con mayores retrasos, una media de 16 y 15 meses, respectivamente, lo que supone para los compradores un desembolso adicional de 39.003 euros y 35.052 euros más, cerca del 10% del precio del inmueble.

En cuanto a los retrasos por el atasco de licencias, el informe de Asprima y EY cifra en doce meses el de Valencia, como la media nacional. Ese periodo de tiempo tiene a su vez consecuencias en la recaudación de los ayuntamientos, que dejan de ingresar la recaudación del IBI urbano correspondiente a propietarios de nuevas viviendas ese año.

El informe cuantifica el impacto recaudatorio en un descenso de ingresos de más de 10 millones de euros para el Ayuntamiento de Madrid, 4,2 millones para el de Barcelona y 1,5 millones para el de Valencia. Importe al que hay que sumar, según el documento, otra serie de tributos asociados al sector como el ICIO o la tasa de vados.

Leave a Reply