Trump presiona a Alemania para que aumente su contribución a OTAN

El presidente de EE UU, Donald Trump, anunció este lunes que retirará de Alemania a «la mitad» de las tropas estadounidenses y dejará allí solo a 25.000 soldados, en un intento por presionar a Berlín para que aumente sus contribuciones a la OTAN. «Hasta que paguen vamos a retirar a nuestros soldados, como la mitad, y se quedarán como unos 25.000 y veremos a dónde vamos desde ahí, pero Alemania se ha convertido en una morosa. ¿Por qué deberíamos seguir haciendo nosotros lo que hacemos si ellos no van a pagar?», dijo el mandatario en declaraciones a la prensa.

Trump explicó que actualmente hay 52.000 efectivos en las bases alemanas, un número que incluye unos 34.500 soldados en activo, mientras que el resto son empleados civiles del Departamento de Defensa. A principios de junio, medios estadounidenses adelantaron que la Casa Blanca estaba elaborando un plan para sacar a 9.500 de los 34.500 soldados en activo en Alemania y que, además, se estaba evaluando fijar en 25.000 el número máximo de tropas que pueden ser enviadas en cualquier momento a ese país europeo.

Entonces, el diario’ The Wall Street Journal’ afirmó que la retirada se esperaba para septiembre, pero hoy Trump no adelantó ninguna fecha para el comienzo o final del repliegue y tampoco explicó si esos soldados volverán a EE UU o serán destinados a otros países europeos. Trump aseguró que las tropas se reducirán hasta que Berlín aumente hasta un 2 % el gasto en defensa con respecto a su producto interior bruto (PIB), una meta que se fijaron los países de la Alianza en una cumbre en 2014 y que Alemania se ha comprometido a cumplir para 2031. Actualmente, el nivel de gasto de Berlín se sitúa en un 1,38 % de su PIB, de acuerdo con un informe publicado por la OTAN en diciembre de 2019.

Precedente presidencial

El Gobierno de Barack Obama (2009-2017) también insistió a sus socios para que cumplieran con esa meta, pero Trump se ha mostrado especialmente beligerante con Alemania y con su canciller, Angela Merkel, con la que no mantiene buena relación. «Son unos morosos –arremetió Trump-, deben miles de millones de dólares y esto ha sido durante años, morosos, así que vamos a quitar a un número de soldados, vamos a dejarlo en 25.000. Y veremos«.

En sus declaraciones, Trump sugirió que su decisión pretende castigar a Alemania, al mismo tiempo que destacó la contribución de los soldados estadounidenses a la economía local. «Esos soldados están bien pagados, viven en Alemania, gastan vastas cantidades de dinero en Alemania, los lugares alrededor de esas bases son prósperos para Alemania y Alemania se lo queda», criticó.

Poco después del anuncio, la embajadora de Alemania en Washington, Emily Haber, recordó a Trump que EE UU tiene tropas en su país para proteger sus propios intereses. «Las tropas de EE UU no están ahí solo para defender a Alemania. Están ahí para defender la seguridad transatlántica (…) Están ahí para proyectar el poder estadounidense en África y en Asia«, sostuvo la diplomática durante un debate por internet del laboratorio de ideas Consejo de Relaciones Exteriores.

La presencia de las tropas estadounidenses en Alemania data del fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y, en tiempos de la Guerra Fría, se consideraron como una fuerza de contención frente a la Unión Soviética.

Leave a Reply