Las temperaturas vuelven a subir con fuerza este fin de semana

Tras el ligero alivio en los termómetros del viernes, el fin de semana llega de nuevo el calor de verdad, con una subida de las temperaturas sostenida que dejará a España al borde de la ola de calor. “Técnicamente que no lo será porque no se cumplen los criterios requeridos de intensidad, extensión y duración”, explica Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En concreto, le “faltará intensidad en un número relevante de observatorios”.

Así, aunque hará mucho calor al menos hasta el viernes, con un lunes y un martes muy calurosos, todavía tendría que hacer más para ser considerado una ola de calor. Se quedará en un “episodio de calor duradero y persistente que afectará sobre todo al centro, el sur y el este”. Donde menos calor va a hacer y durante menos días será en las comunidades cantábricas y Castilla y León. “En la primera mitad de la semana, los valores diurnos estarán entre 5 y 10Cº por encima de lo habitual para esta fecha del año”, detalla el meteorólogo.

El calor será también nocturno, con noches tropicales, es decir, en las que los termómetros no bajan de 20ºC, en la cuenca del Ebro, zona centro, mitad sur, Baleares y la costa mediterránea peninsular. En general, los valores nocturnos estarán entre 3 y 5ºC por encima de lo normal. Este fin de semana “lluvia muy poca, aunque habrá nubosidad abundante en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos, con algún chubasco que puede ser fuerte en el Pirineo catalán. No se descartan los chubascos en el entorno del sistema ibérico”, anota Del Campo. En el resto de España, cielos despejados.

A partir de este sábado se empezará a notar el ascenso progresivo de las temperaturas y el domingo volverán a subir. Para hoy se esperan de 38 a 40 °C en el valle del Guadalquivir, con lo peor en puntos entre Córdoba y Jaén como Montoro y Andújar. En el centro, el valle del Ebro y la mitad sur, 35/36 °C.

Al inicio de la semana que viene habrá un nuevo repunte térmico, con un sol de justicia en todo el país salvo algunos intervalos nubosos en los litorales del Estrecho y del Cantábrico y nubes de evolución en los sistemas montañosos. El lunes, no obstante, bajarán las temperaturas por el Cantábrico. “En Asturias y Cantabria hará incluso fresquito, de 18 a 20 °C”, detalla el portavoz de Aemet. En la zona centro y el sur, los termómetros registrarán 36/37º, mientras que en el valle del Guadalquivir, con lo peor de nuevo en Córdoba y Jaén, se superarán los 40 °C. En la depresión del Ebro y en la mitad norte, 35 °C.

El martes, subirán las temperaturas en el Cantábrico hasta los 25 °C y hará mucho calor en general en el resto del país: 35 °C en la meseta norte, valles del Ebro y del Duero e interior de Mallorca, 38 °C en Madrid y Castilla-La Mancha y una nueva vuelta de tuerca en el valle del Guadalquivir, con cerca de 42 °C en Córdoba y 38/40º en Sevilla.

El miércoles suben las temperaturas en Navarra, La Rioja, Aragón y las comunidades bañadas por el Mediterráneo, mientras que bajan en el resto. “La madrugada será bastante calurosa, igual que la del lunes al martes”, sobre todo en el litoral Mediterráneo, Baleares y valle del Ebro, donde las noches serán “muy tropicales”, con de 22 a 23 °C. De día, en Castilla y León los termómetros rondarán los 32 °C, en Madrid 36, en Castilla-La Mancha 37 y en el Guadalquivir y el Ebro, 38/39.

El jueves las temperaturas bajan ligeramente en general, aunque seguirá haciendo “calor del bueno”. Se esperan 36 °C en la cuenca del Ebro y 38 en el interior de Cataluña y Comunidad Valenciana y Madrid, mientras que en Andalucía y Murcia se superará esta cota. En Baleares, más de 35 y en Galicia y Asturias, de 20 a 25 °C.

Si se cumplen las predicciones del modelo europeo, el viernes que viene se producirá un nuevo repunte de las temperaturas. “El modelo apunta a una semana del 6 a l 12 de julio más calurosa que la que viene, pero todavía hay mucha incertidumbre”, concluye Del Campo.

Leave a Reply