Carmen Lomana reivindica el bikini para las mujeres ya hechas

Estrenó agosto soplando velas –72, aunque le resulte una ordinariez hablar de la edad– y desafiando en redes sociales a quienes dicen que el quirófano tiene más mérito en su cuerpo que la genética o el ejercicio y la buena alimentación. «Las que piensan que todo es obra del bisurí las animo a que, si están tan seguras, se hagan lo mismo, a ver si quedan igual», dijo en Instagram Carmen Lomana a sus casi 400.000 seguidores.

A caballo este verano entre Madrid –para participar en el programa ‘Lazos de sangre’– y Marbella, esta coleccionista de alta costura –expuso cien de sus prendas en el Museo del Traje de Madrid– se ve estupenda, confiesa abiertamente que cada año que pasa se siente mejor. Y raro es el día en que no sube una nueva imagen luciendo cuerpo, estrenando un dos piezas para zambullirse en las aguas marbellíes. «Adoro este bikini de Mypepptoeshop con lazo ‘pimpante’, combinado con la preciosa blusa de mangas espectaculares de Mr. Mood», dice ella misma sobre la imagen que acompaña esta información. El resultado, cierto, resulta de diez. Y lo luce a las mil maravillas gracias a la seguridad que tiene en sí misma.

Y eso que a Carmen Lomana le llueven no pocas críticas por lucir palmito en bikini. «Muero de risa. Algunas mujeres atacándome, siempre mujeres. ¿Quién dijo ‘sororidad’ entre mujeres?». Los comentarios, dijo alguna vez, le entran por un oído y le salen por otro, aunque al día siguiente –solo un día– posara con un sugerente traje de baño de un tirante en color negro y pamela de paja.

«Pero donde esté un bikini, que puedas sentir el sol por todo tu cuerpo, no hay nada mejor. El traje de baño da frío cuando sales del agua. Es perfecto para no bañarte y estar al final de la tarde en el chiringuito. ¡Cuerpos al sol! Ya tenemos el invierno para taparnos», comenta Carmen Lomana, quien compartió con sus seguidores uno de los regalos que más le gustó de cuantos recibió en su cumpleaños.

Rodeada de flores, muchas flores, mostró un fabuloso collar de perlas, regalo de la firma Vivian Shen, de su colección ‘barroco’, ya agotado en tienda y que en rebajas podía conseguirse por 325 euros –al 50%–. Porque tan amante de la alta costura es Carmen Lomana como de las perlas. Las adora. Las considera el complemento perfecto para marcar la diferencia. Pero, ojo, siempre que sean perlas, perlas.

Habrá ocasión de verle puesto este collar de tres vueltas en otoño, porque este verano, salvo en el plató de Telecinco, la empresaria y experta en moda opta por lo más cómodo: camisolas estampadas y pareos. No son tiempos de grandes fastos. El coronavirus ha puesto un paréntesis a nuestra vida social. Así quemucha «cenita en casa, viendo el atarceder», con unas mesas de ensueño de coloridas vajillas.

Y el coronavirus se ha llevado también a quien durante los últimos años acompañaba a Carmen Lomana en el día a día, a su asistenta, en Marbella. «A Gloria –que así se llamaba– se la ha llevado el maldito covid tras 18 años conmigo», escribió en Instagram al tiempo que daba a conocer a su nueva empleada con un «estas son las primeras fotos que me hace».

Leave a Reply