Octubre se estrenará con un fuerte temporal de frío, lluvia, viento y mala mar en casi toda España

Este otoño, el conocido popularmente como cordonazo de San Francisco ―que suele poner fin al veranillo de San Miguel― va a ser de traca. Cuenta la leyenda, muy arraigada en España e Iberoamérica, que cuando el diablo acechaba al santo, disipaba los malos pensamientos fustigando el aire con el cordón que llevaba atado a la cintura, lo que provocaba un formidable tormentón cargado de rayos y truenos. Es frecuente que esta tormenta, debida a que en esta época la atmósfera es muy dinámica, acabe con los días de calor y altas temperaturas habituales en la recta final de septiembre, pero esta estación, el diablo debe de rondar con fuerza al santo, ya que a finales de semana, coincidiendo con la festividad, una borrasca atlántica profundizará rápidamente entre el norte de Francia y las islas Británicas y abarcará a la Península y Baleares, donde provocará un fuerte temporal de viento, lluvia y mala mar, así como temperaturas frías para la época, advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Dependiendo de la fuerza que alcancen sus vientos, puede llegar a ser la primera borrasca con nombre de la temporada: Álex.

“El veranillo de San Miguel que comenzó el lunes tiene las horas contadas, aunque este miércoles todavía hará sol y las temperaturas serán templadas, incluso cálidas para la época en la mitad sur de la Península”, sentencia Rubén del Campo, portavoz de Aemet. Entre la tarde del jueves y el viernes, la borrasca sufrirá posiblemente un “proceso de ciclogénesis explosiva”, que no es otra cosa que una rápida profundización, explica el experto.

El fenómeno, cuyos efectos comenzarán a notarse ya desde el mismo jueves por la tarde en el área cantábrica, provocará un “acusado y drástico” cambio del tiempo, con un descenso generalizado de las temperaturas hasta el sábado, especialmente en el norte peninsular, así como una importante inestabilización atmosférica, que se prolongará durante todo el fin de semana y probablemente alcance a los primeros días de la próxima.

“El temporal marítimo afectará a la práctica totalidad de las costas, los vientos soplarán con intensidad en mayor o menor medida en casi toda la Península y Baleares, con rachas fuertes o muy fuertes, y las lluvias serán también fuertes. Las nevadas harán acto de presencia en zonas altas de los Pirineos y de la cordillera Cantábrica”, resume el meteorólogo.

El viernes, precisa Aemet en una nota informativa, las precipitaciones se irán extendiendo a las vertientes cantábrica y atlántica y es probable que sean intensas, persistentes e ir acompañadas de tormentas en Galicia, noroeste de Castilla y León, cornisa cantábrica y Pirineos occidentales. La zona que menos afectada será probablemente el sureste peninsular. Se prevé que nieve al principio del episodio en la cordillera cantábrica y después, en los Pirineos. Será las segundas nevadas de importancia en lo poco que llevamos de otoño tras las del pasado fin de semana.

Junto a las lluvias y el frío, también soplará viento del oeste o noroeste fuerte y muy fuerte, con rachas que pueden ser de más de 100 kilómetros por hora, en las vertientes atlántica y cantábrica, que el sábado alcanzará en las comunidades mediterráneas y habrá temporal marítimo en las costas atlántica y cantábrica y posiblemente también en el área mediterránea.

Las temperaturas descenderán por debajo de los valores habituales para estas fechas. Ya el jueves se notará una importante caída en las máximas y la bajada seguirá produciéndose el viernes y el sábado. Se prevén heladas en los sistemas Central e Ibérico, así como en Pirineos. Como la intensidad de las lluvias y de los vientos y las zonas más afectadas dependen de dónde se coloque finalmente la borrasca, Del Campo recuerda que estas predicciones pueden variar, por lo que pide a la población que esté atenta a los avisos y a las actualizaciones.

De momento, ya hay activos avisos amarillos, el primer escalón del sistema de Meteoalerta, el jueves por mala mar en Galicia y Asturias y el viernes del mismo nivel por mala mar y por vientos en 13 comunidades ―Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Madrid, País Vasco, La Rioja y Comunidad Valenciana― y Melilla.

Leave a Reply