Hugh Grant:«Soy lo contrario al estereotipo del inglés amable y torpe»

A sus 60 años recién cumplidos, Hugh Grant avisa que se despide de las comedias románticas. Con una carrera plagada de personajes adorables, ahora sorprende con el drama de misterio ‘The Undoing’, que se estrena en HBO el próximo domingo 25 de octubre. Para el actor este personaje es una huida del estereotipo de actor romántico que le han creado muchos de los personajes de sus películas pasadas.

La serie reúne al creador de ‘Big Little Lies’, David E. Kelley, con Nicole Kidman y Hugh Grant en una narración de suspense psicológico. Durante seis episodios, Kelly nos cuenta la vida de la pareja formada por Grace (Kidman) y Jonathan Fraser (Hugh Grant) ante la decisión de abandonar su posición de privilegio y enfrentar juntos una muerte y una cadena de eventos que revelan terribles secretos.

-Esta serie termina por sepultar al Hugh Grant romántico

-Si has seguido mi trabajo durante los últimos años, habrás descubierto que ni soy amable ni tan desagradable como este personaje. Pero es cierto, he dejado de ser el Hugh Grant adorable.

-¿Prefiere este tipo de personajes?

-Claro. ¡Dios, es un gran alivio! No te puedo decir lo que me incomodaba vivir siendo el romántico Hugh, el agradable Hugh, cuando no soy para nada ni agradable ni romántico (ríe). Mira, a Richard Curtis, que escribió todas esas comedias románticas que hice o muchas de ellas, siempre le hacía reír que la gente pensara que Hugh era ese inglés amable y torpe, porque sabía que yo soy todo lo contrario.

-‘The Undoing’ está dirigida por Susanne Bier. ¿Qué opina de ella?

-Sin duda es una líder. Una directora que domina por completo el rodaje. Me sorprendió su obsesión por los detalles, su capacidad para explicar con sumo cuidado lo que buscaba de los actores.

-¿Por qué decidió participar en la miniserie?

-Tengo que ser muy cuidadoso con mis respuestas porque esta serie es un misterio, una de esas historias en las que no se sabe quién ha hecho qué. Somos actores y nuestro trabajo tiene que ser tan auténtico como nuestros personajes, aunque cultivemos exactamente lo contrario de lo que parece que sucede. Estamos tratando de engañar a la audiencia porque hay hasta siete sospechosos en la historia. Animo a todos a verla porque nada es igual del primer episodio al último.

-¿Le agotó emocionalmente la tensión de la ficción?

-Totalmente. Me ayudó mucho filmar en Nueva York, porque a mi cansancio se unían mis ganas de regresar a Londres con mi familia. Creo que el dolor del personaje es mi propio dolor. Francamente, no puedo decir que yo sea un actor de método, mi único método fue echar de menos a mis hijos y sumar esa nostalgia a mi papel. Meryl Strep me dijo una vez que lo mejor para rodar una escena cargada de emoción era convocar toda esa emoción antes de actuar. Y es lo que hice.

-Esta es la primera vez que trabaja con Nicole Kidman. ¿Tiende ella a elegir películas más intensas que las suyas?

-He visto todas las películas de Nicole, en particular las danesas. Esos dramas son mi estilo de cine porque soy un amante de los filmes artísticos, ya sabes, las películas europeas y escandinavas. Me fascina Nicole porque es una mujer capaz de llevar ese cine independiente y sesudo a la América comercial, a la televisión.

-¿Le gustaría vivir en el campo?

-No, para nada. Yo soy un hombre urbano, de ciudad, me gustan los carteles luminosos, mi teléfono, mi internet, necesito ver luces a mi alrededor. No me saques de Londres.

Nada de rejuvenecer

-¿Dejó de hacer películas románticas por miedo a envejecer rodando siempre el mismo tipo de personaje?

Siempre he sido consciente de mis limitaciones. No me considero un actor con mucho talento y sé lo que puedo y no puedo hacer. No me engaño a mí mismo. Quiero hacer dramas como ‘The Undoing’, pero no quiero que me pidan teñirme el pelo, engordar para un personaje o desfigurarme. A estas alturas de mi vida, no voy a operarme los ojos para parecer veinte años más joven.

-¿Es verdad el rumor de quiere dejar la interpretación?

-Me siento como un idiota, llevo veinte años diciendo eso y no termino de retirarme. No consigo dejarlo. Lo que me hace feliz es escribir.

-¿Cuál diría que ha sido el momento más importante de su carrera como actor?

-Sin duda cuando se estrenó ‘Cuatro bodas y un funeral, esa película cambió mi carrera.

-¿Sigue poniéndose nervioso delante de las cámaras?

-Sí. Soy muy responsable y cuanto más dinero hay invertido en el proyecto, más nervioso me pongo.

Leave a Reply