Peugeot Metropolis 2020: El león de tres ruedas

Peugeot Motocycles presenta la última creación fruto del saber hacer de los talleres de Mandeure, sede histórica de la marca: el scooter de tres ruedas Peugeot Metropolis. Sus afiladas líneas rinden testimonio del ADN familiar de la marca y se benefician de tecnologías automovilísticas. Las luces LED están enmarcadas por líneas negras y cromadas y las ópticas de día DRL (Daytime Running Light) están situadas a ambos lados de las luces delanteras, a imagen y semejanza del Peugeot 508. En la parte trasera, este parecido familiar está marcado por las luces LED «3 garras» directamente inspiradas en el «concept car» Peugeot Instinct. En los laterales, la bandera francesa nos recuerda el origen del Metropolis.

A bordo, el ADN del automóvil está presente, con un cuadro de instrumentos completamente rediseñado. La pantalla LCD y los clásicos contadores de aguja han cedido su lugar a una pantalla TFT de 5 pulgadas, rodeada por los célebres cuadrantes analógicos con manecillas invertidas del Peugeot 308, el cuentakilómetros y el cuentarrevoluciones.

La última generación de Peugeot Metropolis está diseñada pensando en la seguridad. La frenada está garantizada mediante grandes discos en la parte delantera, además de con un simple disco trasero. Como en la versión anterior, el nuevo Peugeot Metropolis se beneficia de un sistema ABS de última generación, elaborado conjuntamente con Continental para el módulo y Nissin para las pinzas. Además, la combinación de frenado delantero y trasero SBC (Synchro Braking Concept) ofrece un mayor control y el sistema de frenado de emergencia activa automáticamente las luces de advertencia y de freno, para una mejor visibilidad. Este sistema es inédito en un vehículo de tres ruedas. Peugeot Metropolis se beneficia también de un control de tracción que evita el derrape de la rueda trasera durante las fases de aceleración. El conductor puede elegir entre varios modos (Urbano, Deportivo o Desactivado) dependiendo de las condiciones de adherencia y de su estilo de conducción.

Peugeot Metropolis dispone de la tecnología Smart Key de arranque sin llave que permite asimismo prescindir de cerraduras, en particular para abrir el maletero o la tapa de combustible. El Metropolis 2020 estrena sistema de conectividad, el i-Connect, de funcionalidades completamente inéditas, que se acompañan de una ergonomía diseñada para conducir mirando al frente. Se puede conectar un smartphone al cuadro de instrumentos y hacer ajustes antes de subirse al scooter. El cuadro de instrumentos muestra también las llamadas y parte del SMS recibido, así como autonomía, nivel de combustible, consumo, nivel de carga de batería o la fecha y la hora.

Su motor 400i LFE ha sido revisado para cumplir con Euro 5, declarando un consumo de 3,9 L/100 km y emisiones de CO2 de 89 g/km., pudiendo alcanzar los 300 km con un depósito. El Metropolis se puede conducir con carné B, y goza de etiqueta medioambiental C. Dispone de un alojamiento de 17 litros bajo el asiento, así como de un maletero trasero adicional. El primero permite guardar un casco jet o un ordenador portátil, mientras que el segundo ofrece espacio para un casco integral u objetos voluminosos. Ambos disponen de un sistema de apertura eléctrico. La amplia guantera se beneficia de una capacidad de almacenamiento de un litro y espacio para guardar un teléfono móvil con una toma de 12V o USB, dependiendo del acabado elegido. Peugeot Metropolis está disponible en dos versiones: Active y Allure.

Una vez en marcha llama la atención por un rodar extremadamente suave, sin vibraciones, con un tacto muy automovilístico. Aunque en parado se nota pesado, la sensación mejora con el movimiento y muestra buena agilidad y aceleración desde baja velocidad, suficiente para moverse entre el tráfico, aunque donde más a gusto está es con terreno libre por delante. Su alegre motor permite buenos cruceros en carretera, con una gran protección de su pantalla, regulable manualmente en 5 posiciones, si bien deberemos acostumbrarnos a ciertos meneos en su parte delantera por encima de 120 km/h.

La frenada es impecable en cualquier circunstancia, contando además con el extra de agarre de sus 3 ruedas. En resúmen, un buen scooter para desplazarse a diario, con gran capacidad de carga y el plus de seguridad que aportan sus 3 ruedas, con el aliciente de que puede ser conducido con el carnet de coche al estar homologado como triciclo.

Leave a Reply